AIRE: Edwin Fabian Herrera

Nombre: Edwin Fabián Herrera
Lugar de residencia: La Plata/ Argentina
Ocupación: Director de fotografía
Edad: 31
Reunidos en: Fundación ArteSumapaz, Colombia / octubre de 2019
Contacto: edwinf.herreraf@gmail.com/ @laherramientadenarancuchi

Gabriel Kreuzer (GK): Si pudiera elegir libremente, ¿con quién le gustaría cenar?

Edwin Fabián Herrera (EFH): Supongo que eso implica tener una conversación... No sé si es una respuesta concreta, pero hay algunas cosas que ocurrieron en la historia en las que alguien tiene que saber la respuesta. Cuando alguien realmente hizo todo lo intrincado de cosas como guerras, como eventos masivos que podrían depender de sólo un poco de información o de la acción de una persona. Me gusta conocer secretos, así que me gustaría cenar con algún tipo de espía. Pero ahora estoy pensando en otra cosa y me gustaría cenar con un sabio. Considero sabias a algunas personas y me gustaría cenar con una de ellas. Por ejemplo Alan Watts. No sé qué le preguntaría, pero a ver cómo se desarrolla la conversación.

(GK) Si tu casa se incendiara y pudieras salvar tres cosas, ¿cuáles serían?

(EFH) Es curioso porque en realidad tengo muy pocas cosas. Creo que dejaría que todo se quemara. Bueno, tal vez guardaría un par de fotos familiares. Pero se puede recuperar casi todo y sólo hay cosas muy concretas que no se pueden recuperar. Por ejemplo, me gustan los instrumentos, pero no me importaría que se quemaran, intentaría conseguir otros nuevos.

(GK) ¿Qué sueño le gustaría hacer realidad?

(EFH) ¡Hay tantas! Me gustaría tener un terreno y poder construir allí mi propia casa. Eso implica tener las herramientas, tener el terreno... Me gustaría realmente poder construir mi propio espacio para habitarlo. Aún no sé dónde. Me gustaría cultivar algunas cosas y me he dado cuenta de que no me gusta mucho el frío. Así que tal vez Ecuador, Colombia... pero el norte de Argentina también tiene algunos lugares locos.

(GK) ¿Qué artista le inspira?

(EFH) Hay un batería llamado Jojo Mayer, de Austria o Suiza. Me inspira porque toca la batería muy bien. Cuando te metes de lleno en un arte y practicas, supongo que tiendes a convertirte en una persona solitaria porque estás muy centrado en lo tuyo, y ese tipo sería un ejemplo de ello. Siempre viaja, sólo se preocupa de tocar la batería, sin importarle una mierda nada más. Si eso es bueno o malo depende de la vida que quieras tener, para mí siempre cambia. Pero sí, podría imaginármelo.

Y los directores de fotografía David Lynch, Béla Tarr de Hungría y Patricio Guzmán de Chile, realmente me inspiran. Han sido capaces de desarrollar su trabajo artístico de una manera tan profunda y no son solitarios, así que quizá sea una cuestión de personalidad encontrar tu propio equilibrio. Pero realmente han conseguido conocerse a sí mismos. Eso es lo que realmente me gusta del arte: es un camino hacia el autoconocimiento y la autoaceptación. Y tienes que ser realmente humilde para aceptarte a ti mismo, para no intentar cambiar quién eres todo el tiempo. Y puede que en un momento dado digas "soy así y voy a hacer esto y a la mierda". Hay que ser humilde y valiente para aceptarlo y abrir la puerta a que los demás vean tu yo profundo y privado. Hace falta valor. Cuando hablas desde tu verdadero yo, creo que el mensaje llega a alguien y tal vez puedas establecer un vínculo con otra persona que tal vez ni siquiera conozcas y que no vas a llegar a conocer... pero tiene que ser verdadero, auténtico. Tienes que deshacerte de un montón de mierda, por ejemplo de lo que piensen los demás sobre lo que haces. Supongo que volverse más humilde y valiente es un proceso de aprendizaje.

Y a lo mejor en un momento dado dices "yo soy así y voy a hacer esto y a tomar por culo".

(GK) ¿Qué habilidad le gustaría poseer?

(EFH) Muchas. Pero una sería la posibilidad de tocar muchos instrumentos, de conocer la música desde distintos ángulos. Como en Matrix, enchufar un cable y cargar la música. La música me lleva a ese estado de dicha en el que el yo desaparece y en el que no juzgo ni acomodo las cosas en lo que fue y en lo que será... todo eso desaparece. Cuando toco, me sumerjo en la música. Toco principalmente la batería y estoy intentando tocar la guitarra, el ukelele y el teclado. Me aficioné a los armónicos gracias a la cacerola de mano, tengo una pequeña cacerola de mano casera con diferentes notas y empecé a hacer combinaciones de notas y eso me gusta mucho. Luego descubrí que se puede hacer lo mismo con muchos otros instrumentos. Yo viajo con un ukelele. Con la música te olvidas del mundo por un momento. Eso me gusta mucho.

(GK) ¿Qué rasgo de carácter positivo le parece más valioso en una persona?

(EFH) Me gusta mucho la honestidad. Te ahorra mucho tiempo. Es curioso, porque yo no soy sincera. Bueno, creo que lo soy, pero soy muy suave con la gente, intento que los demás sepan lo que pienso de una manera muy lenta y diplomática. Y a veces eso es bueno, pero a veces pagaría realmente por una honestidad rápida. Y supongo que la gente que es honesta también es más espontánea. Hay una honestidad del momento. Me gusta la espontaneidad, la honestidad y ser considerado, empático, pensar en los demás, en cómo se sentirían, pensar en la existencia de los demás. Es decir, no estás solo, hay otras personas y deberías preocuparte.

(GK) ¿Qué bello recuerdo le viene espontáneamente a la mente?

(EFH) Hay momentos en los que te das cuenta de que no sabes nada de nada, de que eres un ignorante... Y me gustan esos momentos porque son buenas lecciones que te pueden cambiar la vida. Conseguí un trabajo en la cárcel trabajando con menores encarcelados y eso cambió mucho el aprecio que tenía por la vida, cambió mucho en mi mente. Aunque creía que sabía algunas cosas aprendí que hay otro mundo y que hay mucha gente en esas condiciones. Y que aunque te falten algunas cosas eres como un rey porque tienes tu libertad, tienes la posibilidad de estudiar, de conocer otros idiomas. Me di cuenta de que tenía muchas oportunidades y apreciarlas es algo que aprendí trabajando en la cárcel.

(GK) ¿Tiene algún lugar favorito en el mundo?

(EFH) La terraza de la casa en la que vivía mi familia. Esta terraza tenía un tanque de agua en la parte superior, como una torre, y me encantaba subir allí. Era en Bogotá en un barrio del sur que se llamaba La Estancia, se diría un barrio proletario, un lugar muy humilde. Era la casa familiar que mi padre construyó desde cero. Mi familia ya no vive ahí después de que nos desintegramos. Somos cuatro hijos pero mis dos hermanos mayores viven en Francia desde hace mucho tiempo y mi otro hermano y yo, vivimos en La Plata en Argentina, cerca de Buenos Aires. Mis padres viven ahora en Fusagasugá, una pequeña ciudad al sur de Bogotá. Para mí es difícil lidiar con la desintegración de la familia, tal vez sólo tenga que aceptarlo. He pasado largos periodos de tiempo sin ver a mi familia. La última vez que vi a mis padres fue hace siete años, desde que me fui a Argentina, y hace doce que no veo a mis hermanos mayores. Siempre pensé que debía depender de mí mismo, de mi esfuerzo y mis padres no tienen tanto dinero así que siempre he tenido que trabajar y siempre he presionado para tener tiempo para practicar mi arte y estudiar cine, tocar la batería... No he estado tan centrado para poder hacerlo de una manera más organizada así que no tenía dinero para viajar. Pero ahora mismo estoy en Colombia y estoy viendo a mis padres y a uno de los hermanos que no veo desde hace doce años. Es duro no ver a tu familia durante tanto tiempo, creo que te cambia la mente y la personalidad.

(GK) ¿Qué es lo que más agradeces en tu vida?

(EFH) Yo diría limitaciones. Es una contradicción con lo que dije sobre la gente en la cárcel y la mayoría de la gente piensa que cuanto más, mejor. Mi trabajo actual es con gente muy pobre en Argentina que no tiene nada de nada, sólo una casa hecha con cuatro chapas. Pero a pesar de eso, hay un sentimiento de comunidad en ese barrio. Hay muy pocas cosas y por eso la gente se presta las cosas entre sí. Trabajan con caballos, recogiendo cosas de las calles y se dan cosas unos a otros y tienen comunidad. Tienen esto por la falta de cosas. Creo que cuando tienes más cosas tiendes a aislarte. En mi vida personal, las cosas que aprecio se deben a la carencia que experimenté. No sólo experimenté ese sentimiento de comunidad, sino que cuando eres capaz de hacer algo con tan poco creo que lo disfrutas un poco más. Las limitaciones son buenas (risas).

(GK) ¿Qué le hace feliz?

(EFH) La tranquilidad me hace feliz. Estar en un entorno en el que puedo hacer las cosas que me gustan, eso me hace más feliz. Poder seguir mi práctica de las cosas que me gustan, artísticamente o simplemente la vida misma, poder comer algo, aún mejor si es algo que te gusta, poder dormir, aún mejor si consigues dormir bien... poder pasear. Para mí en este momento una ciudad no es tranquilidad, crecí en la ciudad pero ahora vivo en un suburbio, un campo cerca de una ciudad.

(GK) ¿Cuál es su definición de éxito?

(EFH) El éxito es ser libre. De vez en cuando (risas). La libertad es cuando no estás atado a nada, supongo. Esto es como un robo, robarle a Nina Simone, la cantante y compositora. Es negra, toca el piano y canta canciones muy chulas, y hay una entrevista en la que le preguntan qué es ser libre. Y ella dijo algunas cosas realmente geniales, muy poéticas, y más o menos dijo que ser libre es un estado mental. Un estado mental donde no estás preocupado o no estás pensando, como una cosa zen o meditación. Esa es su definición de ser libre y estoy de acuerdo. Por su naturaleza, la naturaleza humana no es libre, creo. Así que la única forma de ser libre es no ser humano por un momento. Cuando estás concentrado, por ejemplo cuando tocas música, te olvidas de tu propio cuerpo y de las cosas materiales llegas a ser libre, te olvidas de todas las penas y de todas tus preocupaciones y te transformas de ser humano en la cosa que estás haciendo. Dejas de ser un sujeto y te conviertes en una acción y eso sería la libertad.

(GK) ¿De qué se siente más orgulloso en el último año?

(EFH) Estoy orgullosa de intentar cambiar algunas cosas de mí que me permiten perpetuar ese momento de libertad. Así que estoy intentando ser más organizada, hacer eso es una forma de quererme a mí misma, supongo. No sé si es bueno estar orgulloso, pero si estoy orgulloso de algo, estoy intentando amarme a mí mismo de forma que ese amor se transforme en rasgos que me permitan perpetuar mi práctica, que me permitan hacer las cosas que me gustan. Por ejemplo, ser más organizada con mis proyectos, no empezar demasiados proyectos, empezar uno e intentar hacerlo. Porque las cosas que me gusta hacer en general son cosas que haces con otros y tienes que respetar a la gente. No eres tú solo, a menudo hay otras personas involucradas. Así que tienes que respetarlos de verdad, no sólo decirlo.

(GK) ¿Qué es lo más bonito de su país natal (Colombia)?

(EFH) Eso sería la biodiversidad, esa es la palabra. Estoy orgulloso de poder apreciar más algunas cosas... no daba un carajo por algunas cosas que ahora llegué a apreciar y que todavía estoy tratando de entender más... pero eso trae esa palabra biodiversidad. Colombia es un lugar muy espectacular para vivir, hay tantas especies de todo. Haces un viaje de cuatro horas por ejemplo y llegas a estar en un paisaje muy diferente con características muy diferentes. Puedes ver muchos animales diferentes, insectos, plantas, hay mucha agua. Hay comida por todas partes, puedes dar un paseo y encontrar mangos. No conozco bien Colombia, pero me gustaría conocerla mejor. Me fui a Argentina cuando tenía 19 años y me gustaría viajar más por Colombia. Pero estoy maravillado con este lugar aquí, Cundinamarca, tiene mucho potencial, tiene unas vistas increíbles y justo al lado de Bogotá, como a cuatro horas, eso no es mucho comparado con las distancias en Colombia. Todo el mundo está en Bogotá comiéndose los sesos unos a otros y el aire está tan contaminado y vivir en la ciudad es una tarea tan dura, viajar en los autobuses. Y conduces una hora y media y estás en un lugar asombroso.

(GK) ¿Qué hábito es importante para usted?

(EFH) Me encantaría despertarme todos los días a la misma hora. Eso sería un hábito A+, cambiaría muchas cosas. La estabilidad te ayuda a construir a partir de ahí, si tienes una base sólida no sufres tanto, necesitas patrones que te ayuden. Pero de momento no tengo esas rutinas, por ejemplo normalmente me despierto a horas diferentes. Eso y ser capaz de tocarme los pies sin doblar las rodillas (risas), es algo con lo que siempre he luchado. Durante mucho tiempo me acostaba muy tarde, como a las cuatro o las cinco de la tarde, y me levantaba a las cinco. Lo hice durante mucho tiempo y hacía tan poco... Así que me gustaría levantarme a la misma hora y hacer tantas cosas. Creo que me respetaría más si lo hiciera, pero es increíblemente difícil. En Argentina, cuando es invierno, el tiempo es una mierda y cuesta mucho levantarse. Estaba muy lejos de mi meta de levantarme temprano pero me estoy acercando un poco.

(GK) ¿Qué es la belleza para usted?

(EFH) La belleza es cuando reconoces con tu naturaleza humana, con tus ojos humanos algo que tiene sentido para ti pero que no encaja en tu estructura de pensamiento... como algo divino, algo que no pertenece a la humanidad. La belleza es una paradoja. Ves algo que se supone que no debes ver, porque no pertenece a la naturaleza humana. Los sentimientos, por ejemplo. Hay cosas que te pasan a veces, que te hacen sentir de una manera determinada y no sabes por qué. A veces las cosas o las experiencias te parecen hermosas porque te recuerdan algo del pasado. Pero a veces tienes una experiencia muy nueva y ves algo por primera vez y te sientes conectado a esa cosa en ese momento. Para mí la belleza es algo interno. Supongo que por eso cada uno ve la belleza a su manera.

Resumen
Nombre
Edwin Fabián Herrera
es_COES